Remoción de Tatuajes

Hoy día es muy frecuente ver personas con tatuajes en su piel. Esta ha sido una tendencia en crecimiento desde hace unos años. Sin embargo, a la par de este crecimiento, se ha gestado la necesidad en muchas de ellas, de removerse algún tatuaje que se ha convertido en indeseado o por alguna razón laboral también desea eliminarlo de su cuerpo.

El uso de la luz láser para deshacerse de estas marcas en la piel es uno de los métodos más escogidos, debido a su efectividad y a la ausencia de dolor a la hora de realizarlo. El láser reduce de tamaño las partículas del pigmento, hasta el punto en que el cuerpo puede absorber el restante sin ningún daño o efecto no deseado.

Hay factores que influyen en el proceso, como por ejemplo: el tiempo del tatuaje, la zona del cuerpo donde se encuentre y el color del tatuaje. En base a estas variables se determinará el número de sesiones requeridas para la remoción del tatuaje. Como en cualquier procedimiento médico, es importante seguir las instrucciones del especialista al pie de la letra y tomar las precauciones y cuidados asignados por este.