Remoción de Manchas y Pecas

Las manchas en la piel, ya sean claras u oscuras, se originan por la falta o el exceso de melanina en una zona determinada del cuerpo, lo que produce una pigmentación indeseada. Este fenómeno puede tener distintas causas. Dichas manchas llegan a ser molestas, ya que estéticamente no son agradables.

El uso del láser es un método muy recomendado para la eliminación de manchas y pecas de la piel. Dicho procedimiento funciona al remover la melanina por parte del láser, cuando este rompe los enlaces entre las moléculas del pigmento y la mancha o peca es removida. La duración del tratamiento varía según el origen de la mancha; si esta es producto de la exposición al sol, es muy fácil de eliminar, y si es de origen genético la remoción tiende a tardar un poco más de tiempo. Este procedimiento es indoloro y solo produce una leve molestia momentánea.

Las indicaciones a seguir luego de culminado el procedimiento son muy sencillas y comprenden: no exponer la zona tratada a la luz solar directa, no usar maquillajes por unos días y aplicar cremas hidratantes. Las limitantes impuestas por este procedimiento son de carácter social más no físico, es decir que probablemente la persona no desee dejarse ver por unos días, debido al enrojecimiento de la piel. Al cabo de una semana el paciente puede retomar su vida normal sin ningún impedimento.