Remoción de Venitas

Las lesiones vasculares en el rostro y en los miembros son presentadas por un gran número de personas. El uso del láser para la remoción de este tipo de anomalías en la piel, es un método altamente efectivo y recomendado en la actualidad. Esta técnica consiste en aplicar ráfagas de luz directamente en las venas indeseadas, produciendo que la vena se selle. De esta forma permiten que el cuerpo absorba el vaso sanguíneo.

Para cada tipo de lesión existen diferentes tipos de luz láser, por lo tanto se determinará cuál usar según lo que indique el especialista. Estos láseres se enfocan directamente en la lesión que se busca desaparecer y no afecta a la piel cercana, así que los efectos secundarios indeseados son reducidos. Este método es preferido por muchos ya que no es invasivo, ni doloroso, solo se presenta una sensación suave durante la aplicación del láser.

El paciente puede reanudar la totalidad de sus actividades de manera normal al terminar el tratamiento. Apenas se presentará un enrojecimiento de la zona tratada, pero esto no representará ningún problema. El doctor recomendará un número determinado de sesiones para logar los resultados deseados.