Hidrataciones

Las hidrataciones faciales son procedimientos estéticos recomendados para personas con resequedad en el rostro. Este tratamiento se lleva a cabo a través de la aplicación de almohadillas húmedas en la cara, con la finalidad de devolver a la piel del rostro volúmenes de líquido que por diversas razones ha perdido.

Los motivos para esta pérdida son variados. En primer lugar está la edad, la cual es causa de muchos problemas en la piel. También hay otros causantes como la larga exposición a los rayos ultravioletas, alguna enfermedad que tenga la resequedad como síntoma, entre otros. Posterior a determinar la razón de la resequedad, se procede al tratamiento adecuado. Estos implican la utilización de cremas y aparatos modernos para realizar un trabajo completo.

Siempre es recomendable el contar con una guía médica calificada y responsable como la que ofrece la Dra. Carolina Martínez Torrado, para determinar qué tratamiento utilizar y qué cuidados posteriores se deben tener para no repetir la patología.