Cicatrices de Acné

Desde la llegada de la luz láser a la medicina, ya no es necesario esconder con maquillaje o ropa las cicatrices producidas por el acné. Estas marcas indeseadas pueden ser eliminadas del rostro con la aplicación correcta del láser. Este procedimiento es de carácter no invasivo, por lo tanto, es una mejor opción que remover las cicatrices de acné con intervenciones quirúrgicas.

Esta técnica se basa en la ruptura de la cicatriz por parte del láser, lo cual estimula la generación de tejido nuevo. Este método se aplica en varias sesiones, con un determinado intervalo de tiempo entre cada una. Algunos cuidados, como evitar exponer la zona en tratamiento al sol y aplicar ciertas cremas, son necesarios a la hora de eliminar las cicatrices del acné con láser, sin embargo, todos son cuidados sencillos.

Tiene varias ventajas sobre el método quirúrgico, por ejemplo: no es un procedimiento invasivo, no requiere tiempo de recuperación ya que es un proceso de ambulatorio, no incapacita físicamente al paciente, este no sentirá dolor solo una leve molestia, entre otros. Como efecto secundario solo se tiene una leve hinchazón del área tratada, al igual que un leve enrojecimiento, dichos efectos pasan al cabo de unos pocos días.